Infusión de hibisco para una piel luminosa y libre de imperfecciones.

Las maravillosas flores de hibisco llenan de color nuestros parques y jardines. Esta planta originaria de China y Japón, nos regala sus flores comestibles deliciosas que además tienen propiedades medicinales y curativas extraordinarias. 

Ingerida en infusión caliente o como bebida refrescante fría para el verano, la flor de hibisco es digestiva, mineralizante, antioxidante, estimula la función del hígado, tiene efectos diuréticos y en combinación con la valeriana es un tranquilizante natural. 

En Egipto se suelen caramelizar las flores con un almíbar suave y se toman como golosinas. 

La flor de hibisco tiene también una infinidad de aplicaciones en el cuidado de la piel y el cabello. Se ha llegado a comparar con el Botox por sus efectos reafirmantes sobre la piel.

En la medicina tradicional de la India – Ayurveda – se utiliza para rejuvenecer el cuero cabelludo y fortalecer la fibra capilar, proporcionar brillo y reducir la caspa. 

Beneficios del hibisco en la piel

En cuanto al cuidado de la piel, la infusión de hibisco en combinación con una dieta saludable y rica en minerales aporta mayor elasticidad, previene y combate el daño celular gracias a su alto contenido en Vitamina C.

Aplicada sobre la piel en productos cosméticos, actúa como antioxidante, hidrata en profundidad y contribuye para unificar el tono de la piel gracias a su acción exfoliante

Odacité Serum All-Embracing Sandía + Hibiscus
107,00 €

Pero tal vez la propiedad mas interesante de la infusión de hibisco es su capacidad para contrarrestar algunas de las causas que provocan los brotes de acné. 

Hibisco para el acné

Aquí esta la explicación científica.  

El origen de todo se encuentra en el eje riñones – piel. Los riñones son muy sensibles a los minerales que ingerimos. Cuando algunos minerales están descompensados, se incrementa la producción de una hormona llamada Angiotensina II. 

Esta hormona puede activar una enzima de nuestras células llamada NADPH Oxidasa que produce un radical libre denominado superoxido.  El superoxido en exceso agota nuestros antioxidantes celulares, lo que a largo plazo puede afectar nuestra resistencia a los radicales libres.

En la piel esto puede provocar la proliferación descontrolada de células y cebocitos. Los cebocitos son pequeñas células en nuestras glándulas sebáceas que pueden migrar, disolverse y liberar sebo. 

En resumen, Angiotensina II puede provocar una proliferación de células + aumento de sebo, la combinación perfecta para el acné. 

También puede activar una respuesta del sistema nervioso que a su vez puede exacerbar aun mas la producción de sebo. 

La infusión de hibisco es reguladora de la producción de Angiotensina II y puede ayudar para mantener saludable el eje riñones – piel, bloqueando la formación del indeseado acné. 

La infusión tiene un color rojo intenso y un sabor floral, ligeramente acido y astringente, pero muy agradable. 

¿ Te animas a probarla? 

*Precauciones 

Deben tomar precauciones las personas con baja presión arterial, diabetes y está contraindicada en caso de embarazo o lactancia. En cualquier caso se debe consultar con un medico. 

Spread the love

¿Quieres personalizar tu rutina diaria para ver resultados inmediatos en tu piel?